La columna vertebral está formada por 24 huesos móviles llamados vértebras y por el segmento sacro-coccígeo.
Las vértebras protegen la médula espinal y permiten que la persona pueda mantenerse de pie, deambular e inclinarse.

Hay varios cuadros patológicos que pueden alterar la estructura y biomecánica de la columna vertebral así como de los tejidos que la rodean.

  • Infecciones
  • Traumatismos
  • Tumores
  • Procesos tales como las espondilitis, discitis, escoliosis, etc.
  • Cambios degenerativos que ocurren con la edad, tales como estenosis del canal, hernias de disco, síndrome facetario, inestabilidades, etc.

Con frecuencia, las enfermedades de la columna vertebral provocan dolor de tipo mecánico ó dolor irradiado cuando los cambios óseos presionan la médula o los nervios. También pueden limitar el movimiento.
El tratamiento varía según la enfermedad, pero algunas veces incluyen aparatos ortopédicos para la espalda y cirugía más o menos agresiva.